13 de juliol 2009

DE DONES QUE VESTEIXEN POESIA (V)

¿Corté el hilo
o simplemente lo solté?
Se sueltan tantas cosas!
Y hace tanto tiempo! El aire
se entumeció ¿O fue la mano?
Quedó en suspenso, creo, suspendida.
No sé si lo recuerdo. Inventamos
tantas cosas!


Ahora, quietas.
Las manos. Son dos.
Convocando el aire. Quieto.
También. Hay un sonido de persiana
que se cierra
cuando el pulgar izquierdo
recorre con la uña
el óvalo estriado del pulgar
derecho.
A veces, el pulgar se ausenta.
Es cuando puede oírse otro
sonido, el de un punteado
entre deslizamientos: la escritura.

de Hilos, de Chantal Maillard (1951)

5 comentaris:

novesflors ha dit...

Podria ser l'autoretrat de molts quan intentem escriure.

fanal blau ha dit...

Ho has clavat, novesflors!

Així m'havia arribat a mi aquesta poesía.

Elvira FR ha dit...

Fanal blau et torno molt gustosament la visita ara no tinc gaire temps per mirar i remirar però el que he vist m'ha agradat molt i molt...i em "linkaré" el teu bloc...quina sort haver-te descobert....molt bo el poema...la creació..el titubeig...

fractal ha dit...

Molt bo!
S'escolta el so de l'escriptura. Seguint el fil.

- assumpta - ha dit...

Un fil que ens envolta a molts de nosaltres.
;)